Sobre

DONDE el tiempo para
en un ABRAZO de la Llanura

Bienvenido a la escapada en el campo. La perfecta.

Cada Octant es un homenaje a su emplazamiento. Son lugares para encontrar cuidado, paz y libertad, sin horarios. Así como, emoción poco habitual, conocimiento profundo, encuentros y experiencias únicas que nunca olvidará.

Aquí, en la Herdade do Perdiganito, el paisaje se extiende por 11 hectáreas puntuadas por una inusual belleza, que brota naturalmente entre caminos, pasadizos y prados que se despliegan hasta la lengua de agua del embalse de Monte Novo. Con una arquitectura contemporánea, en armonía con la naturaleza que lo rodea, los interiores de Octant Évora reflejan cuidadosamente los aspectos tradicionales, con maderas en tonos rústicos, los blancos y azules típicos del Alentejo y los materiales orgánicos y artesanales que resaltan la cultura envolvente. Las 56 habitaciones y las 16 villas extienden la relación con la belleza exterior, ya que todas las habitaciones disponen de una zona de estar al aire libre y las villas cuentan con balcón, terraza y piscina privados. Con servicios disponibles 24 horas al día, en verano, las dos piscinas exteriores invitan a darse un refrescante chapuzón. Durante el invierno, la piscina climatizada del spa es todo lo que necesita para dejar fuera los días fríos.

Ser libre es esto. Es tener tiempo para lo realmente importante, hacer de él materia para buenos recuerdos y revisitarlos una y otra vez.

[DESCUBRA el Espíritu OCTANT]


El lujo está en las pequeñas cosas.

Descubra igualmente el restaurante À TERRA, la granja didáctica, la huerta biológica, el pomar, y tantos otros espacios y experiencias que se grabarán en su memoria, en pareja o en familia, para toda la vida.